08 enero 2009


".... el Gobierno tiene derecho a contar con un medio escrito, televisión, radio, periódico uno, dos, tres...."

No me imaginé que las cosas se desbordarían con tanta rapidez, pero ya lo habíamos advertido hace años.

El asunto es que ahora el Gobierno boliviano anunció oficialmente que "no tendremos ninguna restricción para edificar una estructura, una estrategia de medios de comunicación desde el Estado, desde el Gobierno, para que se informe lo que hace el Estado, lo que hace el Gobierno y para que los ciudadanos tengan también el derecho a informarse de aquello que hace el Estado, de aquello que hace el Gobierno" en palabras agitadas del Ministro Juan Ramón Quintana.

A continuación, permítanme ofrecerles dos piezas para armar este rompecabezas.

Primero, la última noticia sobre la erección de una estructura gubernamental de medios de difusión. Luego, un breve ensayo de mi autoría, que se halla colgado en la página web del Centro Internacional de Prensa de la Universidad Internacional de la Florida en el que anticipo este desenlace: ante la renuencia de los medios de difusión a cumplir su rol y su función, se deja las puertas abiertas de par en par para que el Estado cree su propia prensa, lo cual no trae consigo únicamente información a los ciudadanos, sino toda una carga adicional.

En términos de mi ensayo:

"Sea porque los gobiernos no son capaces de diseñar y aplicar buenas políticas públicas y/o la prensa de presentarlas y destacarlas adecuadamente, los gobiernos suelen caer fácilmente en la tentación de recurrir cada vez más a su propia prensa, aquella que aclama y/o encubre incondicionalmente los actos gubernamentales, ignorando las observaciones y las demandas de la sociedad civil. De ahí que la sola aparición de esta prensa es un mal signo para la democracia, las libertades y la eficiencia de la gestión pública". (http://www.pulso.org/Espanol/Nuevos/060518Zapatalegitimidad.htm)
Reciban mis cordiales saludos
Carlos Rodrigo Zapata, hoy desde Potosí.


La Razón, 8/01/2009
El Gobierno espera tener hasta 3 diarios
INFORMACIÓN • Quintana dijo que el fin es que el Ejecutivo informe sobre lo que hace.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, anunció que el Gobierno abrirá cuantos medios de comunicación sean necesarios para “equilibrar” los niveles de información con respecto a la labor que desempeñan los medios privados. “Vamos a crear nuestro propio medio (de comunicación) escrito; uno y si es necesario dos y si aun fuera necesario tres; no tendremos ninguna restricción para edificar una estructura, una estrategia de medios de comunicación desde el Estado, desde el Gobierno, para que se informe lo que hace el Estado, lo que hace el Gobierno y para que los ciudadanos tengan también el derecho a informarse de aquello que hace el Estado, de aquello que hace el Gobierno”, señaló Quintana en una entrevista que dio el martes a Televisión Boliviana. Agregó que los medios de comunicación que pertenecen a los empresarios privados conservarán su derecho de informar, pero acto seguido los atacó otra vez. “Tendrán, mantendrán el mismo derecho que hoy tienen y sus derechos seguirán consagrados con la Constitución Política del Estado para informar, desinformar, descalificar, y deslegitimar, seguirán teniendo ese derecho”.
El también presidente del directorio de TVB añadió que el Gobierno tiene “el derecho” de informar a la población sobre lo que hace y que los propietarios de medios privados que se beneficiaron de gobiernos pasados, ahora deben ser tolerantes. “Como Gobierno nos asiste también el derecho de informar a los ciudadanos lo que hacemos con sus recursos, y por lo tanto lo que tenemos que decirles a los empresarios es que así como ellos tienen derecho a tener un medio privado, el Gobierno puede también tener un derecho legítimo a contar con un medio escrito, televisión, radio, periódico uno, dos, tres, redes, uno, dos, tres; es simplemente un derecho”. El diputado y jefe de bancada del MAS, César Navarro, dijo que la idea es equilibrar la información con respecto a la que emiten los medios de comunicación privados. En tanto que el también diputado oficialista Felipe Silva afirmó que los medios pueden abrirse “con colaboración de países amigos”, inversión extranjera o con los propios recursos económicos que tiene el MAS.